fbpx
0
Your cart is currently empty

Fotografiar en invierno por el Norte de la Península Ibérica

Fotografiar Castillo de Loarre nevado

El Reto de la fotografía en invierno

La climatología a veces nos hace regalos que los fotógrafos debemos saber aprovechar como el caso que nos ocupa y poder fotografiar en invierno en el Norte de la Península Ibérica. Aunque las condiciones sean adversas vale la pena salir y ver escenas que raramente podemos volver a ver.

Sin embargo, es necesario adaptarse a estas condiciones climáticas para tener una buena experiencia. Buen calzado, buena ropa y asegurar que el medio de transporte que utilizamos está preparado por lo que pueda venir. Tomar fotografías en invierno a menudo es todo un reto según en qué zona estés. El que sirve al resto del año, puede que no te sirve en invierno si hay nieve, hielo o simplemente temperaturas gélidas. Si vamos en coche, no es mala idea llevar algo de comer y beber por si quedamos atrapados en una carretera o un camino y tenemos que pasar horas en el coche con la cafetería más cercana a decenas de kilómetros. Cadenas o algún sistema para salir de la nieve o el barro no es un accesorio que sobre, y hablo por experiencia!

Equipo fotográfico para hacer fotos en invierno

Si tenemos que hacer fotos en invierno es conveniente utilizar un equipo fotográfico que esté preparado para las condiciones climáticas más severas que nos podamos encontrar. Tanto el frío como la nieve o la lluvia pueden ser ingredientes de nuestras salidas fotográficas.
En este viaje utilicé una Canon 1D Mark II y objetivos de la serie L de Canon que en ambos casos están sellados contra agua y polvo y pueden trabajar en temperaturas extremas.

Hacer fotos en invierno en Huesca

Castillo de Loarre nevado

Este castillo románico construido en el siglo XI y situado cerca de Huesca, en Aragón es un fantástico ejemplo de localizaciones que el invierno severo lo ha convertido en una foto única.

Fotografiar Castillo de Loarre nevado

Mallos de Riglos

A menudo, los árboles no nos dejan ver el bosque. Es una buena expresión para explicar que a pesar de tener una espectacular formación montañosa como los Mallos de Riglos delante, si queremos hacer fotos, podemos buscar alternativas para enmarcar este lugar tan característico.

Para hacer esta foto exploré varios caminos cercanos hasta que encontré este coche abandonado que en conjunto con el dramatismo del cielo nublado y nieve sobre algunas montañas, creaban un escena espectacular para fotografiar.

Problemas con el coche a la montaña

Cuando vas a fotografiar en invierno por el Norte de la Península Ibérica, no siempre todo es tan bonito. A veces surgen contratiempos y este fue uno de los ejemplos. Marchando de este lugar después de hacer esta foto, quedé bloqueado por el barro con las ruedas del coche. Finalmente, después de un buen rato y no disponer de ninguna herramienta para superar ese obstáculo, conseguí salir. En esta ocasión utilicé la técnica del balanceo.

Consejos para evitar quedarse bloqueado con el coche a la montaña en el Norte de la Península Ibérica

Normalmente, cuando estás clavado en el barro, es porque las ruedas del coche han entrado en un agujero de más o menos longitud. En lugar de acelerar fuerte para salir del barro y así erosionar aún más el agujero y quedar más hundido, el método consiste en dar acelerones suaves hasta llegar a la parte con más subida del agujero y dejar caer el coche atrás hasta que se frena por la subida del agujero. Repitiendo esta acción varias veces, se crea un efecto balancín y cada vez tendremos más impulso para salir del agujero sin necesidad de revolucionar el motor y hundir más el coche. Desde hace un par de años llevo unas planchas de plástico de autocaravana para situaciones así, que aún no he tenido la necesidad de utilizar. Alternativamente, las cadenas para la nieve también pueden hacer un buen servicio en situaciones como el barro. Por eso es buena idea llevarlas todo el año.

Fotos en invierno de Mallos de Riglos

Fotografiar en invierno en el País Vasco

La draga Jaizkibel en Pasajes

Sin nieve pero con el dramatismo del clima adverso para fotografiar en invierno por el Norte de la Península Ibérica. La draga Jaizkibel es una embarcación que se construyó en 1933 en los astilleros Euskalduna de Bilbao y que se ha declarado un Bien de interés cultural por la Junta de Patrimonio del Gobierno Vasco.

Jaizkibel en invierno

Illa Santa Clara i Monte Igeldo

San Sebastián o Donostia es una de las ciudades más especiales que podemos visitar en el Norte de la Península Ibérica. El invierno nos ofrece un paisaje a menudo mucho más gris y dramático. Es el caso de esta fotografía donde quería acentuar la masa de nubes que sobrevolaba la ciudad y creaba esta imagen tan espectacular junto con el Mar Cantábrico agitado contra la Isla Santa Clara y el Monte Igeldo.

Un buen amigo de San Sebastián me dijo que la gente local no suele caminar cerca de la barandilla del paseo y ese día lo entendí. Exactamente cuando me cayó prácticamente una ola por encima. Afortunadamente sin daños a lamentar más que un poco de ropa mojada que me pude cambiar gracias a haber aparcado cerca. Por ello tanto si tenemos nubes o estamos cerca del agua, la ropa y las botas impermeables son un complemento muy recomendable. Los guantes ultrafinos también son un buen complemento cuando el clima es frío. A menudo no lo pensamos pero es importante mantenernos calientes cuando hacemos fotos y si cada vez que tenemos que tocar la cámara es un suplicio porque se nos congela la mano, dejamos de disfrutar de lo que tanto nos gusta.

Fotografiar en invierno Isla Santa Clara y Monte Igeldo

Una tarda a Bilbao
Prev Una tarda a Bilbao
Next Cavalls del Vent Mountain Trip

Comments are closed.