Melbourne

[av_heading tag=’h3′ padding=’10’ heading=’MELBOURNE’ color=» style=’blockquote modern-quote modern-centered’ custom_font=» size=’30’ subheading_active=» subheading_size=’15’ custom_class=»][/av_heading]

[av_textblock size=» font_color=» color=»]


[/av_textblock]

[av_textblock size=» font_color=» color=»]

Aunque actualmente ya existe una galería de fotos sobre Australia, mi experiencia en Melbourne fue lo suficientemente larga como para ser merecedora de una galería dedicada.

Cuando tomé la decisión de viajar al extranjero para vivir una de las experiencias más importantes de mi vida, el destino fue Australia. No puedo asegurar qué me llevó a elegir Melbourne, pero para ser sincero, fue mi elección ya de buen principio desde que estaba tomada la decisión de ir a Australia. Afortunadamente tomé la decisión correcta, suele estar entra las 5  ciudades con más calidad de vida del mundo, la población es parecida a la de Barcelona y es la ciudad más europea de Australia.

Tan pronto como te conviertes en Melbourniano, te das cuenta que el tranvía es el icono de la ciudad aunque no significa que sea un transporte rápido ni bueno. La «city», es lo que yo llamo «un pequeño Manhattan», formada por multitud de rascacielos en una pequeña área. Ahí es donde la mayoría de oficinas tienen su sede y donde se localiza la zona principal de compras. Como otras grandes ciudades en Australia, hay un gran contraste desde los rascacielos a los bosques o el mar. Justo pegado a la «city» ya puedes encontrar barrios que la rodean llenos de casas de no más de dos plantas. El código de vestir en Melbourne es el más relajado que he visto nunca, donde puedes vestir con lo que sea que te guste sin que te hagan sentir incómodo. Uno de esos ejemplos es Fitzroy, donde mucha gente joven sale a restaurantes, bares y tiendas alternativas.

El turismo en Melbourne es bastante moderado, lo que significa que se puede visitar la ciudad sin sufrir grandes colas. Uno de mis sitios favoritos es la Eureka Tower, uno de los edificios más altos del hemisferio Sur done puedes disfrutar de una vista de 360º a tu alrededor desde casi «el cielo».

[/av_textblock]

[av_hr class=’invisible’ height=’50’ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=» custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=» icon=’ue808′ font=’entypo-fontello’]